Sintiéndose como Che Guevara

Antes de nada, agradecer desde aquí a todos los que expandieron el post anterior de “Por qué no comprar en Tiendas Paris”. El blog recibió 1340 visitas (un hito en la historia del blog) de unos 10 países diferentes. Así que infinitas gracias, os pasasteis todos.

Lo que llevamos de semana, ha sido una semana de reivindicaciones. Ayer tuvimos un asado estupendo con la familia chilena a la hora del almuerzo, que se extendió hasta la merienda cena. Esas tantas horas dan para muchas conversaciones y entre muchos temas interesantes, se me ocurrió escribir de dos:

-Recomiendo a los lectores de todo el mundo que lean acerca de la empresa Royal Holiday. Es una empresa que se dedica a vender puntos para intercambiarlos por estancias en hoteles y cruceros. Lo que parece un sistema claro tiene realmente una mecánica desproporcionada, que no se explica con claridad ni se expone en los documentos que se firman. En resumidas cuentas, es una estafa. Los clientes (o mejor dicho, las vícitmas) se captan mediante supuestos sorteos en restaurantes de alto nivel. En caso de mi suegro, en el Borde Río, el mismo día que escribí el artículo Señor Injeniero. Tras ser seleccionados, se les invita a un evento en un hotel y ahí empieza todo. Mi suegro se está empezado a mover para ir en contra esta empresa. A quién le interese, que eche un vistazo los artículos que hay sobre el Royal Holiday en reclamos.cl o este artículo.

-Me quedé muy sorprendida con lo poco protegido que está el consumidor en Chile. Es muy reciente que los clientes tengan opción a devolver los artículos comprando, a pesar de que estén nuevos, sin estrenar y demás. Pero no es tan sencillo como en Europa, que uno va a la tienda con el ticket y le devuelven el dinero sin más comentarios. Aquí se tiene que escribir una carta certificada explicando los motivos de por qué se devuelve el producto y  no tienen por qué aceptar tu devolución. Así que la tendencia de “me compro un montón de prendas, me las pruebo en casa y devuelvo las que no me gustan”… me temo que no vale. Osea que hay que dar mil vueltas para tener claro que quieres comprar ese producto y que está en perfecto estado. Sino, como se dice vulgarmente aquí, cagaste.

No pretendo que mi diario en Santiago se convierta en un blog reivindicativo pero así se está dando la semana, no lo puedo evitar.

Prometo que estos días van a ser más divertidos porque hoy me voy a The Clinique con mis compis de la pega, mañana tengo cumpleaños y el sábado se prevee asado y carrete. Y la semana que viene también viene muy potente: carretes, concierto y fiestas de Bilbao.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Sintiéndose como Che Guevara

  1. Asier Otxandio dice:

    Sabes que si Carlota! Si sigues así te compro una capa con una “C” dentro de un corazón rosa y sales en una mascarada nocturna a defender los derechos de la zarigüeya reptiliana del sur de Californa, que comentan que padecen casos de depresión. Ahora en serio. Muy curioso lo de las devoluciones

  2. Albricias dice:

    JAJAJAJAJAJAJAJAJA carlotita… cuanta represión opresora…. que me devuelvan el dinero o como diria nuestro compi de apm…” noh estan engañandoooo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: