“NO” la película

Se dice que “a la tercera va la vencida” y, después de dos intentos previos, conseguimos ir al cine a ver la película “NO”. El cine chileno está temporada está que lo tira, entre “NO” y “Stefan vs Krammer”. Ambas películas muy buenas y que la crítica pone por las nubes.

“NO” toca la fibra sensible de todos los chilenos, tanto de un lado como el otro. En 1988, con la presión internacional, Pinochet decide convocar un plebiscito para legitimar su gobierno, es decir, su dictadura. La opciones de voto eran “SÍ” o “NO”. En caso de salir voto positivo, Pinochet seguiría en el poder, mientras que si el voto ganador era el “NO”, se convocarían elecciones. La película se muestra desde el punto de vista del apartado del “NO” , en el que se contrata a un publicista externo de la Concertación para hacer la campaña. Mientras que el “SÍ” se basaba en el miedo del retorno del socialismo y los progresos económicos del país durante el régimen militar, la campaña del “NO” es alegre y crítica con los crímenes cometidos. El final no os lo voy a desvelar pero vaya, que no hace falta saber mucho de historia para saber qué opción gana.

Lo que me encantó de la película es el juego de imágenes. Salen personajes importantes del momento, que participaron en la campaña con su aspecto actual, pero para los spots de campaña, se utilizaban los mismos videos que se publicaron en el 88. Es un guiño a la historia y una forma de darle realismo, de recordar que realmente pasó.

Otro de los puntos buenos es que, a pesar de estar contada desde el punto de vista de la oposición, es totalmente objetiva, ya que ambos lados se representan con lo bueno y lo malo que los caracterizaba. Interpretación, guión, trama…todo es de sobresaliente. Cine chileno de calidad y que ayuda a nuevas generaciones y, en este caso, a extranjeros ajenos a la historia del país, a entender un poco mejor la sociedad en la que nos encontramos.

 

Anuncios

Un pensamiento en ““NO” la película

  1. César dice:

    Lo más notable de todo, históricamente hablando, es que no había una certeza de que la postura del “NO” ganara en el plebiscito (y hasta el día de hoy, una parte importante del país cree que Pinochet fue le salvador del país). En ese sentido, la campaña televisiva tuvo un impacto a mi juicio crucial en que la gente dejara de tener miedo a la dictadura y creyera que el retorno a la democracia era posible.

    No sé si en la película se muestra, pero los más altos índices de audiencia de la televisión de la historia de Chile se registraban en el horario de las campañas televisivas del NO, mis papás (que vivían en un sector muy popular de Santiago), me contaban que toda actividad se paralizaba a esa hora, y la gente se reunía exclusivamente para ver eso (ya que los televisores no eran tan masivos en esa época).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: