Mi experiencia con los taxistas chilenos

Parece que al resto de Santiago no le pasa tanto pero cuando yo me subo a un taxi por la mañana para ir al trabajo (sí, suena demasiado Sex And The City, solo que yo no tengo tanta cara de caballo como Carrie), siempre me toca un taxita peculiar. Peculiar es un eufemismo, por cierto. En general todos me preguntan de qué parte de España soy, ya que mi acento les delata. Pero cada uno tiene su toque personal.

Caso 1

-Usted tiene acento entre swahili y francés.

-No, la verdad es que ni uno ni otro.

-Claro porque usted es ESPAÑOLA!!!

Caso 2

(Previamente yo ya estaba asustada por la cantidad de banderas españolas con el águila imperial y símbolos de Unión Española).

-¿Y… de qué parte de España es usted?

-Mmm… de Bilbao. (Temblor)

-¿Ah sí? (Mirada de odio)

-Sí…mmm me bajo aquí.

Pero hay más detalles que los hacen raros. Quisiera destacar el caso de un taxista a la salida de Parque Arauco, que decía haber sido él quién descubrió a un cantante, mientras bebía de una botella que nadie supo identificar qué era. Además, mientras conducía en zigzag, disertaba acerca de los problemas que se daban en la sociedad en términos de delincuencia juvenil y la falta de esfuerzo por parte de los Carabineros.

“-Sos eran unoh flaiteh que me sacaron la pitola y me amenasaron de muerte y luego salieron del auto,po. Eran unoh cabroh, de 13 años. Y se lo dije a lo pacoh y elloh no hisieron naa!! Soh flaiteh poden haser lo que quieran y nohotroh no.”

Gracias al cielo el trayecto fue corto y nos salvamos de este gran filósofo.

Otro caso es el de los taxistas carreteros. Si vas o vuelves de un carrete, ellos hacen que el ambiente no decaiga, contagiando su alegría. Ponen más alta la música, escuchan las chorradas que dices (porque a esas horas solo dices chorradas) y te permiten tomar copete en el taxi. Un plus es que les hables a ellos y les preguntes su vida: En ese momento, el taxista es tu amigo del alma y te contará todas sus intimidades. Esto recomiendo hacerlo cuando se está acompañado, solo no tiene tanta gracia.

No puedo terminar el post sin dar un aviso a los extranjeros que estén en Santiago: Aprended la ruta que os toque hacer de memoria porque es impresionante la facilidad con la que intentan engañar al extranjero. Yo cuando voy al trabajo le digo la ruta exacta. Y si os pregunta por cuánto tiempo lleváis en Santiago, decid que un año, como mínimo, aunque sea mentira.

Anuncios

Un pensamiento en “Mi experiencia con los taxistas chilenos

  1. Paco Calvo dice:

    y por qué la mirada de odio???? Si fuera Madrid… bueno, más comprensible, triste, pero comprensible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: