Sobrevivir en los Congresos

Durante el lunes y el martes, me he pasado todo el día en este congreso:

Como pone en el cartel, era organizado por el departamento de Ciencia Política de la UPV y como una una servidora es becaria, ha estado en el apartado de organización.

No era la primera vez que estaba en un congreso o similares pero esta experiencia, al ser más profunda e intensa, me ha hecho recordar aquellos perfiles clásicos de los asistentes, así como de sucesos típicos.

En cuanto a los perfiles, hay algunos que son indispensables a la hora de organizar un evento como éstos:

El charlatán: Desgraciadamente, hay muchos con este perfil. Suelen ser en su mayoría hombres, aunque algunas mujeres tienen la magia de destacar. Durante la sesión de preguntas, esta gente parece que no entiende la diferencia entre una pregunta y una reflexión, así que pueden exponer tranquilamente 5 minutos de pensamiento profundo, mientras que el resto de los oyentes no entienden muy bien a cuento de qué viene el comentario. Se suele dar el caso de que uno quiere plantear una pregunta al ponente pero que como haya 4 de éstos, el tiempo de preguntas termina y la duda ha de resolverse en Google. Entonces uno tiene ésto en mente.

El primero: Siempre hay alguien que llega mucho antes de que empiece el discurso inaugural, incluso antes de que todo esté preparado.Siguen el dicho “a quien madruga Dios le ayuda” ciegamente. No sé si creen que se quedarán sin sitio o simplemente no calculan el tiempo. Curiosamente, el comportamiento es diferente dependiendo del género: mientras que la mujer espera discretamente, el hombre tiene que ir a preguntar todas las veces que sea necesario (que suelen ser muchas) la hora de comienzo del congreso así como las salas que se usarán. Por otra parte, suele ser gente insatisfecha constantemente con las respuestas que les das (normal, porque son las MISMAS). La imagen de arriba se puede aplicar perfectamente a este caso.

El guiri despistao. No necesita mucha explicación: siempre hay un extranjero que ha llegado solo de la parte del mundo de la que pertenezca hasta el lugar del congreso pero que, a partir de ahí, está perdido y desamparado. Da la sensación de haber gastado sus habilidades y fuerzas en llegar. El problema es que, en muchos casos, el nivel que se da de lenguas extranjeras en este país es muy reducido, así que la comunicación suele ser compleja.

La señora de la limpieza: Es un personaje clave. Ella tiene el control de la sala así que, al ser ella la última en salir, es la más interesada en que el congreso siga su horario. Da igual cuán intelectual sea el organizador o los cerebros que vayan como asistentes. Si la señora de la limpieza dice que todos fuera, es indiscutiblemente, todos fuera. Para los valientes que se atreven a contradecir a esta señora hay una respuesta preparada: ¿Te vas a quedar a limpiar?”. Nadie en su sano juicio continuaría la conversación ante esa argumentación.

Entre las situaciones más frecuentes, destacaría la que siempre es la mejor ponencia, “el lunch“: Es la regla de oro. En el momento de los pintxos,canapés,tapas… (es decir, COMIDA), la masa corre como si no hubiera mañana para poderse uno deleitar con los manjares que el congreso ofrece. Todos lo criticamos: se da el efecto “chef” en el que todos los asistentes comentan cómo hubieran preparados ellos el catering. Que si yo hubiera puesto jamón, yo zumo de naranja que es el que gusta a todos…pero al terminar el rato de descanso, está todo vació. Como anécdota para explicar el magnetismo del lunch contar que en este congreso, durante uno de los descansos se hacia la presentación de un libro en otra sala. Oh sorpresa, hasta el autor estaba con los pintxos, pasando de su propio libro. Otro fenómeno a destacar es el efecto gratis. Todo lo que se dé en un congreso, aunque sea gratis, es necesario adquirirlo. Algunos más descarados que otros se hacen con todo lo que pueden. Hay una tercera categoría, un híbrido entre ambos que cuentan unas situaciones de lo más rocambolescas para pedir y justificar el arrasar con todo. Situaciones de que los materiales no funcionen, haya retrasos y similares son obligatorios, una forma más de poner a prueba tu ingenio y picardía.

A pesar del cansancio de los dos días, solo puedo agradecer por la experiencia que ha sido todo el congreso. Aún así, creo que esperaré unos meses antes de ir a otro…

Anuncios

5 pensamientos en “Sobrevivir en los Congresos

  1. Julia Aravena Pesante dice:

    Carlota, como siempre GENIAL.

  2. César dice:

    Ja…al parecer los congresos en Euskadi y en Chile no son tan diferentes xD. Cuando relataste al charlatán, recordé a un compañero que ambos conocemos jajajaja.

  3. markesa dice:

    Me hace mucha gracia ese momento en el que el pelma de turno se levanta a hacer la “pregunta-reflexión.demostración de su intelecto”, peloteando al interlocutor y haciendose el Punset..”eeeh puesss los rreticulos endoplasmaticoossss”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: