Por Porota y todos los perros abandonados

Mi idea era retomar el blog con mi experiencia en el Litoral de los Poetas y mi fin de semana largo de desenfreno con mis primos políticos. Pero ayer pasó algo que necesito contar.

Resulta que estábamos sentados en la terraza de la casa que habíamos alquilado, hablando  ,tomando unas cervezas y disfrutando del sol cuando nos dimos cuenta que alguien aparcaba el coche en la carretera, en la acera frente a la nuestra.  Sale, mira hacia los lados, saca una bolsa, saca un papel, mete la bolsa, da una vuelta, habla por el móvil/celular…y cuando cree que nadie le está mirando, saca un cachorro, lo deja en el suelo y arranca el coche. El cachorro se queda frente nuestra casa, en el lado de la carretera que casualmente da hacia un acantilado. No creo que haga falta decir que este señor es un soberano $/(%&·*#@ y que ese acto demuestra en él crueldad, cobardía y bajeza moral.

Después de pensarlo decidimos traerlo a Santiago para buscarle una nueva familia. El cambio que ha dado de un día a otro es abismal, ha pasado de dar solo dos pasos y temblar a salir a jugar con nosotros al parque del lado de nuestra casa.

Aquí Porota. Se supone que era Poroto pero resulta que es hembra.

Porota y su elegante camita improvisada a base de una caja de cervezas.

A pesar de haber mejorado ampliamente, Porota sigue sintiendo picores, tiene algo de miedo y cuando empieza a quedarse dormida es como si tuviera pesadillas, porque llora y da patadas.

¿Qué hubiera pasado ni se hubiera quedado allí? Que no hubiera durado otro día más. El veterinario en Santiago le ha dado un producto para despiojarle, porque tiene tanta cantidad de garrapatas que no tenía fuerzas para andar. Además de otros detalles que me voy a reservar porque no son especialmente agradables.

Me pregunto yo, si no quieres un perro , ¿para qué lo compras? El maltrato animal es cruel no solo por el maltrato en si sino porque el hombre se aprovecha de su superioridad para hacerlo.

Desgraciadamente hay otros perros en la situación inicial de Porota que no van a tener la misma suerte. Especialmente en Chile, donde se estima que hay un millón de lo que llaman “perros vagos”, es decir, de perros abandonados. Un país con un millón de perros abandonados y 18 de habitantes.

Los perros vagos en Chile son un problema para el funcionamiento de las ciudades y pueblos, motivo por el que las municipalidades actúan. Sin embargo, creo que habría que hacer una reflexión más profunda, intentando responder el “¿por qué abandonar un perro?”, “¿Qué puede tener alguien en su alma para no tener reparo en dejar que un ser muera lentamente?”, “¿Por qué ser tan egoístas y despreocupados?”, “¿Por qué ser tan crueles y cobardes?”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: