Cómo sobrevivir…al metro

maxresdefault

Pobre McFly, no creo que se hubiera imaginado llegar al 2015 y encontrarse el metro que tenemos en Santiago #backtothemetro

Me considero una persona más bien pacífica, que no suele buscar el conflicto. Pero el metro saca lo peor de mi, sin ningún tipo de limitación y filtro. Es por ello por lo que voy a hacer una recopilación con una serie de situaciones que vivo a diario y mis tips para poder enfrentarlos.

1.Falta de espacio en las horas peak.

No hay piedad, el resto de usuarios del metro pasa a ser un enemigo que es necesario eliminar. ¿Por qué? Porque una persona más en el vagón es una posibilidad menos de que tú tengas tu espacio (a saber, 3,5x2cm). Por lo que los valores que aprendiste en el colegio religioso al que fuiste como la generosidad y solidaridad, mejor guárdalos para la Teletón: Esto es la guerra.

giphy (5)

Un señor preparándose para subirse en Los Héroes.

Súper consejito: Entren con fuerza pero eviten el contacto visual. Al mirar a los ojos al prójimo pueden sentir una sensación llamada “empatía” y eso solo les hará más débil en batalla.

2.Ubicarse en el vagón.

Uno pudiera pensar “bueno, uno entra, se coloca al fondo y ya está”. Nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta que el metro siempre va lleno, uno tienen que entender que hay una serie de espacios que son mejores que otros. Sin duda, hay dos espacios nefastos: en el fondo y al lado de la barra.

En el fondo el peligro que uno tiene es que con la marea humana, uno no alcance a llegar a salir cuando le corresponde. Si nunca te ha pasado y lees extrañado estas líneas es que no has vivido tiempo suficiente en Chile. En cuanto al lado de la barra, como tú intención no sea marcarte un pool dance salvaje e intenso, lleno de sensualidad, aléjate. Recuerda que en esta guerra, cualquier hueco vale pillines por lo que si te pueden incrustar para ahorrar centímetros pillinesx2 , mejor.

giphy (6)

Aquí una técnica novedosa: Combinar el baile carismático con codazos para lograr espacio.

Súper consejito: Busca quedarte en el pasillo de los asientos. Además, puedes aprovechar y leer los diarios por encima de los que van sentados. Ahorro vs. Presencia Psicópata.

3.La señora.

Según los estudios realizados por la Universidad de Mis Pies, hay un fenómeno prácticamente exclusivo en Chile (la U. de Mis Pies no tiene tantos recursos ni se gana CONDECYTs como para viajar y hacer un estudio comparativo), denominado “la señora”. “La señora” hace referencia a una mujer de una edad entre los 44 a los 53894892 años, de estatura media. Media, como de la Tierra Media, es decir, tamaño hobbit. De forma esférica, pelo corto y lento caminar se sitúa justo frente a la puerta del vagón, a pesar de que ese recorrido no le sirva. Al quedar prácticamente encajada, impide al resto de usuarios poder acceder al ansiado tren.

Su fortaleza es inquebrantable, sin olvidar su ataque verbal “pero usted qué se cree”, “más respeto”, “shuuuuu,estos niños” y similares, que utiliza para generar confusión. Y, ¡cuidado! porque suelen ir en manadas de hasta 3.

giphy (7)

Este muchacho ha comprendido que “La señora” marca el inicio del apocalípsis.

Súper consejito: Salta sobre ella, a lo Super Mario. Lo otro es rodearla, pero no suele dar tiempo.

¿Qué otros consejos tienen para sobrevivir al metro? Les invito a que los compartan en los comentarios, para estar todos a salvo de los peligros que a diario corremos.

#dinoalaseñora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: