Archivo de la categoría: Santiago

Cómo sobrevivir…al metro

maxresdefault

Pobre McFly, no creo que se hubiera imaginado llegar al 2015 y encontrarse el metro que tenemos en Santiago #backtothemetro

Me considero una persona más bien pacífica, que no suele buscar el conflicto. Pero el metro saca lo peor de mi, sin ningún tipo de limitación y filtro. Es por ello por lo que voy a hacer una recopilación con una serie de situaciones que vivo a diario y mis tips para poder enfrentarlos.

1.Falta de espacio en las horas peak.

No hay piedad, el resto de usuarios del metro pasa a ser un enemigo que es necesario eliminar. ¿Por qué? Porque una persona más en el vagón es una posibilidad menos de que tú tengas tu espacio (a saber, 3,5x2cm). Por lo que los valores que aprendiste en el colegio religioso al que fuiste como la generosidad y solidaridad, mejor guárdalos para la Teletón: Esto es la guerra.

giphy (5)

Un señor preparándose para subirse en Los Héroes.

Súper consejito: Entren con fuerza pero eviten el contacto visual. Al mirar a los ojos al prójimo pueden sentir una sensación llamada “empatía” y eso solo les hará más débil en batalla.

2.Ubicarse en el vagón.

Uno pudiera pensar “bueno, uno entra, se coloca al fondo y ya está”. Nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta que el metro siempre va lleno, uno tienen que entender que hay una serie de espacios que son mejores que otros. Sin duda, hay dos espacios nefastos: en el fondo y al lado de la barra.

En el fondo el peligro que uno tiene es que con la marea humana, uno no alcance a llegar a salir cuando le corresponde. Si nunca te ha pasado y lees extrañado estas líneas es que no has vivido tiempo suficiente en Chile. En cuanto al lado de la barra, como tú intención no sea marcarte un pool dance salvaje e intenso, lleno de sensualidad, aléjate. Recuerda que en esta guerra, cualquier hueco vale pillines por lo que si te pueden incrustar para ahorrar centímetros pillinesx2 , mejor.

giphy (6)

Aquí una técnica novedosa: Combinar el baile carismático con codazos para lograr espacio.

Súper consejito: Busca quedarte en el pasillo de los asientos. Además, puedes aprovechar y leer los diarios por encima de los que van sentados. Ahorro vs. Presencia Psicópata.

3.La señora.

Según los estudios realizados por la Universidad de Mis Pies, hay un fenómeno prácticamente exclusivo en Chile (la U. de Mis Pies no tiene tantos recursos ni se gana CONDECYTs como para viajar y hacer un estudio comparativo), denominado “la señora”. “La señora” hace referencia a una mujer de una edad entre los 44 a los 53894892 años, de estatura media. Media, como de la Tierra Media, es decir, tamaño hobbit. De forma esférica, pelo corto y lento caminar se sitúa justo frente a la puerta del vagón, a pesar de que ese recorrido no le sirva. Al quedar prácticamente encajada, impide al resto de usuarios poder acceder al ansiado tren.

Su fortaleza es inquebrantable, sin olvidar su ataque verbal “pero usted qué se cree”, “más respeto”, “shuuuuu,estos niños” y similares, que utiliza para generar confusión. Y, ¡cuidado! porque suelen ir en manadas de hasta 3.

giphy (7)

Este muchacho ha comprendido que “La señora” marca el inicio del apocalípsis.

Súper consejito: Salta sobre ella, a lo Super Mario. Lo otro es rodearla, pero no suele dar tiempo.

¿Qué otros consejos tienen para sobrevivir al metro? Les invito a que los compartan en los comentarios, para estar todos a salvo de los peligros que a diario corremos.

#dinoalaseñora

La impuntualidad chilena

Yo no me considero una personal puntual. Es más, en mi proceso de maduración para convertirme en una mujer adulta he tenido que incluir la puntualidad. Durante mi adolescencia, siempre llegaba tarde a los sitios, con retrasos entre 10 y 30 minutos. Me esfuerzo por ser puntual y procuro hacer esperar a la gente menos  de los necesario.

Sin embargo, este país es contraproducente en mi desarrollo como mujer moderna y puntual. Me ha costado, pero con el paso de los meses en Santiago he empezado a asumir que nada es a la hora programada. Y no es algo del círculo en el que me relaciono. Es en todo los sitios. Todas estas situaciones las he vivido de primera mano.

Situación 1: Quedada con un amigo

Quedas con un amigo para tomar algo o te juntas en tu casa para cenar. Sueles quedar sobre las 19.00 porque es la hora a la que puede llegar teniendo en cuenta la distancia de su trabajo al punto de encuentro. ¿Eso le impide ser impuntual? En absoluto. Llegará sobre las 19,30-19.45 y justificará su retraso con el colapso del metro.

 

Situación 2: Entrevista de trabajo 

Vas a ser entrevistado para un puesto de trabajo, por lo tanto procuras llegar antes, por si te pierdes buscando la oficina, que en mi caso es en el 100% . De hecho, más de una vez he llegado a oficinas de empresas que no eran las que me habían llamado.

Oh, perdón señor Perro, creo que me he confundido.

Total, que entras en la oficina (correcta) y le dices a la secretaria.

-Buenas tardes, tengo una entrevista con el señor X a las 15,30.

+¡Oh, llega pronto!

¿¿Cómo que llego pronto??

…¡SON LAS 15.30!

+El señor X la atenderá en breves, no se esperaba que llegara tan pronto.

…¡SON LAS 15.30!

Situación 3 – Premium: Un carrete

Opción A:

Estás invitado a un carrete en una casa por el cumpleaños de un amigo. En la descripción del evento de Facebook pone que el carrete empieza a las 21,30. En los comentarios siempre alguien pregunta: “Weon, a ke hora empiesa el carretin?” a lo que el anfitrión amablemente recalca: “Chuuuta weon, lo pone en la descripsion, a las 9,30!!”. Es decir, por todos lo lados la información está disponible.

Llegas a las 21,35 pensando que llegas tarde y que qué vergüenza. Te abre la puerta tu amigo y te das cuenta de que eres el primero en llegar.

+Weeena comadre, llega pronto!

“¿Pero no era a las 21,30?”. Aseguras que no tienes el reloj adelantado ni que ha habido algún cambio de hora y ayudas a preparar las cosas. Porque, a pesar de establecer la hora, el anfitrión tampoco cumple el horario y no tiene preparado nada.

Las agujas del reloj se van moviendo. Y se mueven mucho hasta que empieza a aparecer la gente. Que es aproximadamente sobre las 23,00.

Opción B:

Organizas una fiesta en tu casa por cualquier motivo: la llegada del dios Sol, las elecciones presidenciales, la navidad, la fiesta de primavera, la salida del Iphone 4632…

Creas un evento en Facebook, incluyendo toda la información necesaria para los asistentes, incluyendo la hora.

¡¡Hay un espacio para la hora!!

Tus amigos van confirmando la asistencia. Respondes al clásico comentario en el muro del evento del “A q hora empesamos a llegar?” invitándole a leer la información del evento.

Llega el día del carrete. La convocatoria es a las 21,30 así que desde un rato antes te preparas, limpias el living, compras algo para picar, lo pones en platitos o cuenquitos, pones los altavoces/parlantes, cargas la batería del portátil para que haya música…por lo que desde las 21,30 esperas tener algo como

Alguien ha colado gatos satánicos en la fiesta.

Sin embargo, lo que te encuentras a las 21,30 es

“Me gustan los globos” reflexiona este joven que ha invitado a sus amigos chilenos.

Una vez más a las 23,00 empieza a llegar la gente, sin que nadie te explique por qué ha llegado tarde. Se asume. Lo bueno se hace esperar.

—-

Estas son 3 situaciones típicas pero no las únicas en las que la impuntualidad reina como máxima autoridad.

¿Estoy desvariando o es una realidad?¡Por favor, comente!

Mi machucamiento y Don César

Si en el otro post hablaba de cómo iba superando mis dificultades en el gimnasio, hoy tengo que hablar de una de las batallas perdidas.

El otro día fui a pilates todo feliz (bueno, todo lo feliz que alguien puede ir a una clase de autotortura) y en uno de los ejercicios no sé qué hice con la mancuerna que me empezó a doler el hombro izquierdo. “Bah, no será nada” pensé con la mentalidad de bilbaína que me caracteriza, y seguí mi vida.

Con tanta tranquilidad seguí con mi vida que al día siguiente tenía un paseo con la fundación con la que colaboro, Fundación Amigos Por Siempre, al Cajón del Maipo. Lo pasamos muy bien pero mi desconocida en ese momento lesión quizá no gozó tanto con los pesos que cargué. No contenta con el día en el Cajón, volví a Santiago y salí a carretear.

Lunes y martes volví al gimnasio pero con mucho dolor muscular y, sobre todo, con un pinchazo en el hombro izquierdo. El jueves ya no podía más y me puse en contacto con el papa de Camilo que es médico, y después de hacer una serie de movimientos en la casa me dijo que tenía un pinzamiento en el hombro izquierdo. Necesitaba reposo y un cabestrillo, lo cual de glamuroso no tiene mucho.

El fin de semana ha sido de mucho regaloneo con mi familia chilena, de acompañar a mi pololo a votar (friki hasta lesionada) y sobre todo de conocer a un gran personaje: Don César. No confundir a Don César con El César, amigo y compañero de batallas.

Don César es un señor que tiene una consulta en San Bernardo. Él es maso terapeuta, que como él explica (con mucha frecuencia) es la terapia que se hace con las manos para solucionar lesiones, tendones montados y cosas del estilo. Ahora bien, no hace masajes y le ofende mucho que le confundan con un masajista. Don César dice que los masajistas en Chile no tienen ni idea. Bueno, ni los masajistas, ni los médicos, ni los traumatólogos, ni los cirujanos… es algo antisistema y no tiene pelos en la lengua para criticar. También cuenta sus innumerables logros, haciendo que pacientes en silla de ruedas salgan a trotar. Puede que sea un personaje pero este señor demostró conmigo que definitivamente sapbeeee! Me miró un poco por encima y me dijo que tenía [inserte nombres de tendones y huesos] fuera y con cuatro movimientos me los metió todos (….MALPENSADOS!). Si alguien quiere el dato de Don César, que lo pida en los comentarios.

Así que nada, reposo, pastillas y dos semanas sin pilates. Pero esto no ha acabado, maldito gimnasio. La venganza será terrible…MUAJAJAJAJAAJJA

Por Porota y todos los perros abandonados

Mi idea era retomar el blog con mi experiencia en el Litoral de los Poetas y mi fin de semana largo de desenfreno con mis primos políticos. Pero ayer pasó algo que necesito contar.

Resulta que estábamos sentados en la terraza de la casa que habíamos alquilado, hablando  ,tomando unas cervezas y disfrutando del sol cuando nos dimos cuenta que alguien aparcaba el coche en la carretera, en la acera frente a la nuestra.  Sale, mira hacia los lados, saca una bolsa, saca un papel, mete la bolsa, da una vuelta, habla por el móvil/celular…y cuando cree que nadie le está mirando, saca un cachorro, lo deja en el suelo y arranca el coche. El cachorro se queda frente nuestra casa, en el lado de la carretera que casualmente da hacia un acantilado. No creo que haga falta decir que este señor es un soberano $/(%&·*#@ y que ese acto demuestra en él crueldad, cobardía y bajeza moral.

Después de pensarlo decidimos traerlo a Santiago para buscarle una nueva familia. El cambio que ha dado de un día a otro es abismal, ha pasado de dar solo dos pasos y temblar a salir a jugar con nosotros al parque del lado de nuestra casa.

Aquí Porota. Se supone que era Poroto pero resulta que es hembra.

Porota y su elegante camita improvisada a base de una caja de cervezas.

A pesar de haber mejorado ampliamente, Porota sigue sintiendo picores, tiene algo de miedo y cuando empieza a quedarse dormida es como si tuviera pesadillas, porque llora y da patadas.

¿Qué hubiera pasado ni se hubiera quedado allí? Que no hubiera durado otro día más. El veterinario en Santiago le ha dado un producto para despiojarle, porque tiene tanta cantidad de garrapatas que no tenía fuerzas para andar. Además de otros detalles que me voy a reservar porque no son especialmente agradables.

Me pregunto yo, si no quieres un perro , ¿para qué lo compras? El maltrato animal es cruel no solo por el maltrato en si sino porque el hombre se aprovecha de su superioridad para hacerlo.

Desgraciadamente hay otros perros en la situación inicial de Porota que no van a tener la misma suerte. Especialmente en Chile, donde se estima que hay un millón de lo que llaman “perros vagos”, es decir, de perros abandonados. Un país con un millón de perros abandonados y 18 de habitantes.

Los perros vagos en Chile son un problema para el funcionamiento de las ciudades y pueblos, motivo por el que las municipalidades actúan. Sin embargo, creo que habría que hacer una reflexión más profunda, intentando responder el “¿por qué abandonar un perro?”, “¿Qué puede tener alguien en su alma para no tener reparo en dejar que un ser muera lentamente?”, “¿Por qué ser tan egoístas y despreocupados?”, “¿Por qué ser tan crueles y cobardes?”.

El misterio del visado – Primera Parte

Empieza una saga en el Desde Santiago con Amor, titulada “El misterio del visado”.

Todo comenzó cuando una joven bilbaína decidió mudarse a Santiago de Chile. El comienzo fue lindo y tierno, con encuentros y reencuentros, sanas celebraciones como el 18, viajes al desierto… Si el inicio había sido tan feliz…¿qué podría estropearlo?

Legalizar mi situación en el país.

Esta aventura prevé acción, emociones fuertes, escenas de persecución y mucha desesperación.

Herramientas para la aventura

Como previo acercamiento a la burocracia chilena, tuve la experiencia de 1 hora en el Consulado Español en Chile en la que no me dieron ningún dato ni ninguna ayuda. Es más, el señor guarda no quiso ser mi amigo y me regañó por acercarme a una ventanilla vacía. Desde ese pequeño percance me hablaba como si…no sé, no fuera digna de su tiempo.

Lugar donde yo debía de estar según el señor.

Si creía que eso había sido desagradable es que no conocía el Ministerio de Interior…

Los lectores no chilenos no conocerán este ejemplo de burocracia chilena mediante el cual el Registro Civil ha extraviado entre 300 y 400 cédulas de identificación. Es decir, quedó la cagá no solo para los chilenos sino para los extranjeros que también la tienen y la necesitan para actualizar su situación en el país.

Por lo tanto yo ayer fui feliz a Extranjería en San Antonio 580, tal que así

Y me encontré con el caos más abismal, tal que así

(Bueno, es un aeropuerto, pero como referencia no está mal).

Yo solo quería información, ni siquiera empezar los trámites, ya que lo que pone en la página de Extranjería no coincide con lo del Consulado. Me acerqué a la mesa de la entrada y le pregunté amablemente si esa fila era solo para tramitación. El señor, digno de la profesión de guardia, me dijo que no, que la fila era para todos la misma, que si quería info que me pusiera a la cola. Cola que daba la vuelta a la cuadra de al lado.

Ante mi cara de sorpresa/horror/terror y mis claros síntomas de infarto, el señor tuvo un momento de caridad y me dijo que alrededor hay una serie de oficinas donde se provee “asesoramiento gratuito” además de hacer fotos de carnet, fotocopias y vender jugos.

Así que fui a la primera que encontré sin saber que me estaba metiendo en un sitio peligroso y terrible.

Sitio demasiado lindo en comparación de la oficina donde fui.

Al entrar en el local blanco nuclear creoquemeestoyquedandociegacontantaluz me costó con un minuto distinguir entre los diferentes servicios que la oficina ofrecía. El que vendía jugos también hacia copias y el que hacía las fotos casi que hacia también masaje tailandés. Pero el lugar más colapsado era el de la asesoría legar. Había dos atendiendo:

A) Una chiquilla super amorosa, tierna, con una voz suave que ayudaba a todos y lo explicaba todo muy bien.

B) Un señor al que le faltaba escupir a los clientes, les dejaba como tontos y maltrataba. Con complejo de Ally McBeal, hablaba solo con terminología legal que ni él mismo comprendía.

Adivina adivinanza, ¿quién me atendió a mi?

¡¡Correcto!! La versión peruana y desagradable de la querida Ally.

Comenzó con retarme por no traer la documentación… “Si no sé qué documentación traer, ¿cómo quiere que la traiga?” y luego por no saber qué tipo de visado quería… “¡¡Pero me lo tendrá que decir usted según mi perfil!!”. Nada, no llegamos a ningún entendimiento.

Finalmente me dijo que volviera con algunos documentos pero creo que voy a pasar de este señor y levantarme a las 4 a.m. para ir a las reales oficinas de extranjería.

Espacio donde esperaré a mi turno en mi siguiente visita.

En el próximo capítulo…

¿Conseguiré entrar a la oficina? ¿Me atenderá un chileno? ¿Alguien se apiadará de mi cara de pollo? Y lo más importante…¿conseguiré mi visado?

Todo esto y mucho más en la siguiente entrega de “El Misterio del Visado”.

¿Por qué, H&M Chile?¿Por qué?

Yo soy fan número 1 de H&M. Si pudiera, me habría casado con H&M y habría tenido hijitos con él. Desde tiempos inmemoriales H&M ha sido mi salvación, mi luz en momentos oscuros, mi espacio donde hacer tiempo en largas esperas, mi ayuda ante acontecimientos que marcan la vida de una…en fin, donde he comprado el 80% de mi ropa (hasta que conocí Primark, pero esa es otra historia. 

Nuestra relación siempre fue muy linda y nunca conocí fronteras: País que visitaba, H&M que necesitaba probar. Y ninguno me decepcionó. París, Londres, Lisboa, Madrid, Nueva York…Por eso, al saber que se abriría un H&M en Santiago mi alma se lleno de jubilo. “No solo encontraré ropa de mi talla sino que también de mi gusto” pensé con lágrimas en los ojos. 

Reacción natural ante la apertura del H&M en Santiago. Aunque en lo que celebraciones se refiere, yo soy más de bar.

Ayer me vi en la necesidad imperiosa de comprarme un cinturón, excusa más que razonable para correr al H&M de Costanera Center. Entré emocionada y ¿qué me encontré?

El caos.

“El orden lleva al caos” ha sido para mi una filosofía de vida, pero el nivel de caos de este caso en concreto no era ni medio sano. Para empezar la ropa amontonada, como si aquello fuera una feria. La decoración era bonita pero eclipsada por ropa encima de otra ropa, sin respetar tallas, estilos ni nada. 

Esta soy yo intentando pasar entre la ropa, buscando un cinturón.

En la zona de los accesorios se situaban las cosas rebajadas. Había muy poco, una caja con algún bolsito, un gorrito (que me llevé) y 4 chorraditas. En la ropa rebajada solo había abrigos y pantalones de pana. Vi cosas bonitas pero por ninguna me volvía loca. 

Otro punto malo es la cantidad de gente que hay. Algo me había advertido pero no pensé que en este caso la exageración del chileno no aplicaba. Eran dos pisos de gente desordenando ropa. Tampoco es que los que trabajan allí se matan por reorganizar.

Cuando decidí el cinturón que quería y piqué con el previamente comentado gorrito y un clutch decidí que era el momento de pagar. Y ahí si que es cosa del H&M: filas eternas porque en las cajas, que hay para que trabajen 5, solo hay 2. Además parece que ayer era “El Día del Becario” porque solo uno sabía manejar las cajas y su compleja tecnología.

Caja registradora del H&M según sus trabajadoras. 

Algunas tímidas empleadas empiezan a aparecer pero, para sorpresa de todos, las filas no van más rápido. Después de una fila de 15 minutos me toca a mi. Le entrego las cosas que me quiero llevar, las pasa por el detector, inserta mil claves y me pregunta por mi modo de pago. “Con tarjeta”. Pasa mi tarjeta por la ranura dos veces, y se da cuenta que mi tarjeta es especial y que tiene que pasarla por otra ranura. Lo hace y PUFF se le apaga la maquina. 

-Mejor vaya a donde mi compañera para que le cobre. 

Cerraron esa caja, haciendo que el resto se juntara en la otra. Su compañera me cobra y PUUUUUUF se le apaga la maquina.

-Claramente la tarjeta de esta chiquilla está mala.

Entonces sentí la ira de 20 personas porque según la cajera del H&M me había cargado dos maquinitas…¡MENTIRA!¿Cómo iba a ser la tarjeta?Pero claro, era más fácil culparme a mi, un pollo. A medio escondidas me hicieron el cobro y funcionó. Huí lo más rápido posible del lugar.

¿Volveré?Obvio, qué remedio. Pero ojalá mejore, sino mi vida no volverá a ser como antes.

Análisis de las fondas

He tardado en postear debido a lo intenso de las fiestas patrias, pero ya hemos vuelto.

Para celebrar la independencia del país de manos de esos…españoles, los chilenos montan una serie de carpas de plástico donde se vende comida y bebida sin descanso. Estas carpas se llaman fondas. Los vascos tenemos algo similar, las txosnas. La gran diferencia que yo vi con las txosnas de mi tierra es que sencillamente en éstas no se paga la entrada…

“Escándalo” que diría el más grande.

Las fondas se reúnen en espacios como plazas y parques. Es decir, cada zona tiene su parque con un conjunto de fondas. A este conjunto de fondas se le llama…fonda.

Depende de la localización de la fonda se pueden encontrar gente de un tipo u otro. Aquí entra en juego una parte de la idiosincrasia chilena: las clases sociales. La redacción de “Desde Santiago con amor” ha tenido oportunidad de visitar varios tipos de fondas para constatar este hecho. También para comer empanadas y beber terremotos hasta el infinito, pero eso es lo de menos.

Fonda del Parque O’Higgins: El año pasado me encantó descubrir el real Chile que te ofrece el Parque O’Higgins. Analizándolo, creo que me encantó como efecto secundario de los terremotos ingeridos. Este año, al no tener tantos terremotos en mi ser no pude percibir la sutileza y la elegancia que envuelve la fonda. Para entrar en las fondas de la fonda (¿se va entendiendo?) hay que pagar una media de 15.000 pesos chilenos la entrada, lo que al cambio son 22,04 euros. Hay que añadirle a esa entrada el gasto que se genere dentro (¿Alguien dijo entrada CON algo incluido?). Que las fondas tengan este precio hace que los puestos de alrededor de las fondas (que no son fondas) inflen sus precios, pagando 2300 pesos por una empanada que la semana siguiente cuesta 800.

¿Por qué la gente paga esos precios para entrar a las fondas?¿Por los espectáculos?¿Por la comida?No. Es por seguridad. En los alrededores de las fondas podemos encontrar señores que llevan desde la apertura del parque bebiendo terremotos, chica, cerveza, loquesurja… ya las 19,00 luchan con las barras de los anticuchos. Sin olvidar los carteristas que aprovechan la gran aglomeración que se genera para levantarte la cartera, el móvil, las llaves, la abuela, etc.

Apertura de la Yein Fonda, la fonda oficial, la cual estuvo a punto de no formar parte de la fiesta por carencias en higiene.

Fonda Zapateando con Chico en el Chimkowe: Todas mis expectativas puestas en esta fonda…y todas se cumplieron. El año pasado también estuve, pero una chica que me tomé previamente en Estadio Nacional hizo que disfrutara más en el baño que en la pista de baile. Esta fonda la dirige el grupo Chico Trujillo, del que soy fan desde que los vi en Berlin en el 2008. Junto a ellos, la noche que fuimos tocó Banda Conmoción, un grupo peruano cuyo nombre no me acuerdo y un grupo de cueca. No nos podemos olvidar de la estelar actuación de Katiuska Molotov, que robó a todo el público el corazón… y las ganas de comer en una semana.

No era el vestido que llevaba pero sirve como referencia.

En cuanto a los precios…la entrada ya era más cara que el año pasado (de 6000 a 9000 pesos). Pero los precios de las bebidas y de la comida no eran abusivos. Pero nada regalado, claro.

Fonda del parque Inés de Suárez: Breve mención porque la verdad es que…no entramos. La entrada al recinto de las fondas era de 2700 pesos, precio que puede merecer la pena para pasar una tarde pero no para buscar un anticucho o una empanada para comer, que era nuestro caso. La fila para entrar a la fonda era…grosera (quizá nos perdimos la fonda de nuestra vida). Frente a la zona de pago, había un apartado con puestitos, todos ellos de artesanía. Es decir, si hubiéramos comido algo de ahí tendría que haber sido miel y vino. Eso o un poncho de lana de llama.

Echa de menos a su primo al que le han esquilado para hacer un gorrito y venderlo en Inés de Suárez.

-Fonda de Talagante y la fonda de Buín: De este 18, sin ninguna duda mis favoritas. La de Talagante tiene precios populares y para toda la familia. Nosotros fuimos el propio 18, después del desfile de todas las asociaciones, equipos, corales, moteros y huasos del pueblo. Era lo suficientemente grande para que no se dieran grandes aglomeraciones (teniendo en cuenta también la población de Talagante) y lo suficientemente recogida para que no dieras mil vueltas para encontrar un choripan. La fonda de Buín, sin embargo, iba más allá. Los nombres de las fondas eran fruto de un trabajo de marketing del más alto nivel con ejemplos como “El señor de los terremotos”, “Tení la care de cueca”, “La taberna de Moe”, “Lost Chica”… es decir, una elegante fusión entre lo moderno y lo tradicional. Reggeaton solapando cueca y carreras chilenas, que descubrí que no dejaban de ser carreras de caballos. El presentador era un pasional, un impulsivo, hasta el punto en el que anunciaba un tipo de prueba que no correspondía.

Propietario de la fonda más popular de Buín, la Fonda Pablo Es Tomar. Él es Don Pablo. Cualquier parecido a Torrente es pura coincidencia. 

Creo que sobra decir que en estas fondas se come excelente y se beben los mejores terremotos.

Conclusión: El 18 es una fiesta del pueblo para el pueblo, así que la mejor forma de disfrutarla es en los pueblos, donde todos van a las mismas fondas, sin importar la clase social, el apellido o la formación académica. El resto son tonterías.

CHI CHI CHI LE LE LE VIVA CHILE!

El asado chileno

¿Qué hay más chileno que un asado para el 18?

Para celebrar el inicio de las fiestas patrias, he podido disfrutar uno de los planes clásicos de los chilenos…los asados.

Los asados son reuniones sociales, en los que las familias y los grupos de amigos se reencuentran y, con la excusa de la celebración, comparten juntos el tiempo que el resto del año no han podido dedicar. Todo es amor y felicidad.

(Julie Andrews corriendo después de un asado, para bajar un poco la carne)

Bueno, puede que esa sea la teoría. Pero otro motivo para los asados es tener la excusa de comer como si el mañana ni el colesterol existieran. Además, entre todos se potencian con frases como “Hoy es un día especial”, “Ya, mañana voy al gimnasio” y “Tampoco hay tanta comida, mira cuantos somos”. Sin olvidar que el asado no va acompañado de agua, sino de vino o cerveza al por mayor. Eso sí que no puede sobrar.

El personaje clave de estos actos es sin duda el asador, el cocinero. De él depende la felicidad del resto, no solo comiendo sino sintiendo que la inversión económica hecha en el asado ha merecido la pena. Es por ello por lo que, a pesar de estar bien cuidados(“Oye, ¿te traigo una chela, weon?”), viven bajo presión. Situación que le puede generar angustia.

(Este weon cagó el asado de este año…)

Como un obstáculo más al que se enfrenta el asador es sin duda al comentarista de asados. Un asadorologo, de la ciencia de la asadorología. El concepto que se acerca en español es el de “tocapelotas” y en chileno “el weon hinchawea”. Tiene que comentar TODO lo que el asador hace, generalmente desde el punto de vista negativo con cosas como “esa longaniza ya está casi quemada,weon”. De todas formas, el asadorologo tiene que andar con cuidado porque no hay que olvidar que el asador está provisto de cuchillos.

(El Zorro aprendió a usar la espada porque siempre le tocaba hacer asados y aguantó a muchos asadorologos.)

Si hay algo que da cierta lástima en un asado son las ensaladas. Siempre hay quien las propone, pensando en el amigo vegetariano o en la operación bikini 2050. Lo que pasa es que al final es de lo que más sobra. Suele darse quien come por eso de que la cebolla ayuda a eliminar la grasa. Pero no deja de ser un puente para seguir comiendo carne. La ensalada queda relegada a un segundo plano. Si se hace, porque en muchas ocasiones la ensalada es un plato criticado, especialmente desde el espectro masculino. Da la sensación de que la ensalada les robará su virilidad y su hombría, como los Teletubbies o las cremas hidratantes. ¿O acaso alguien ha visto a un vikingo tomate?

(Vikingos por Santiago, buscando asados sin ensaladas)

El 18 es la excusa para ir a no uno, sino varios asados. Lo siento, arterias.

¿Os gustan los asados?¿Usáis más cosas que carne?¿Hay algún personaje más en estos eventos?

 

El significado de la amistad

Así como el otro día hablaba sobre los ex, más unido al amor, ahora me toca hablar de las amistades.

En la vida, uno tiene que aprender pronto a distinguir quiénes son sus verdaderas amistades y quienes no. Es un aprendizaje complicado, si lo que se busca es una amistad de verdad. Aquellos que se conforman con relaciones superficiales que duran un año como máximo, no lo tienen tan difícil.

Y es entonces cuando tienes que priorizar y discernir entre los “amigos” y los “conocidos”. Estos últimos pueden ser gente estupenda, con la que pases muy buenos ratos. ¿Por qué no tener estas relaciones? Los amigos, sin embargo, están en otro nivel. Evidentemente también pasas buenos ratos con ellos pero también tienes que vivir lo malo y lo terrible con su compañía. La fidelidad de los amigos es tan importante como la de las parejas. En el momento en el que te ves triste o con problemas, ellos son tu sustento, tu apoyo y tu equilibrio.

Una conocida me dijo una vez que los amigos solo se mantienen con la constancia de verse todos los días y que, la distancia, las rompe. Totalmente en desacuerdo.  Al viajar, descubres que aquellos por los que te molestas en mantener el contacto son aquellos a los que quieres de verdad.

¿Y toda esta cursilada por qué?

Ayer mis amigos me prepararon una celebración sorpresa por mi cumpleaños. Una fiesta en un bar de Bilbao, con su champán, pintxos, música, conferencia con amigos a la distancia…y derrepente me plantan un video.

Y lo único que hice fue llorar. Lloraba por la tristeza de ver a aquellos a los que echaba tanto de menos. Pero también lloraba por la alegría de ver a tanta gente que quiero, comprimida en un video, coordinándose entre desconocidos para organizarme todo esto.

Una muy breve mención:

Enara, la ideóloga de toda esta historia… de verdad que no sé que decir. Impresionante la idea, el montaje, la canción y, sobre todo, el esfuerzo. De verdad, tengo el corazón encogido. Gracias y te quiero mucho.

César y Fore, mis brasileños de Chile. Sabéis que sois para mi de lo máximo que hay en Chile, y en el mundo. Maravillosas personas e increíbles amigos. Os espero con los brazos abiertos en Bilbao y, sino, esperadme en El Bodeguero con una jarra de chela y una chorrillana.

Camilo, el amor de mi vida. Coordinar todo aquello en Chile y estresado…te pasaste. Lo más que te agradezco en realidad es lo de siempre, el que hayas aparecido en mi vida.El primer cumpleaños contigo de los muchos más que nos quedan. Te amo, mi amor.

Alba, la llama. Demasiados momentos y experiencias contigo. Gracias por este video y sobre todo, por haberme espabilado cuando he estado tonta y haberme querido cuando estaba… tonta. Siempre nos quedaran los poemas de Neruda y los programas de Intereconomía. Te quiero, weona.

Ekaitz, bastante con que fuiste mi mejor regalo de navidad hace 9 años y me vienes ahora con esto…un placer haber crecido contigo. Asko maite zaitut.

Itxaso, siempre te odiaré por hacer el Erasmus en Berlin, pero cuando pienso las clases de inglés con Eva y las tonterías del ICE… se me pasa. Vielen Dank, meine Liebe!

La Dani, qué linda! Qué gran descubrimiento! Mil gracias por interrumpir tu descanso en Arica por participar en este video. Me hizo mucha ilusión verte. Nos vemos muuuuy pronto!

Diego, darling. No solo eres un artista sino que encima eres una persona extraordinaria. Can’t wait to see you! Disfruta de London!

El Mati…lo que nos habremos reído con de plas, Karen, el Fary,  los montajes, Piñera…y sin olvidar lo mucho que aprendí de ti a nivel profesional. Si a eso le añades el saber que tengo un amigo incondicional en Santiago,¿qué más? Vete preparando el terremoto que vooooy! Por cierto, gran aportación de la bandera del Audax.

Dani, eres genial. Es que solo se me ocurre decirte eso. Un amigo y una persona de las que no abundan mucho estos tiempos que corren. Mucho éxito con la obra y con la música. Y aquí te esperamos para hacer una de Azkena!

Andre y Tania…las extraño! Todas esas reuniones, comidas (hoy día de chanchería!), operación sopaipillas…qué impresionante recuerdo tengo de ustedes dos!Los dicho, en cuanto menos se lo esperen, su Amaro Gómez Pablos las irá a visitar!

Ohiane, qué ilusión verte en la linda Buenos Aires!Tengo muchas ganas de verte y de darte un achuchon y de que me cuentes, caña en mano, tu experiencia entera por Argentina!!

Julia, Alberto, Antonieta y Majo, que pasaron de ser mi familia política a mi familia chilena. Se pasaron, de verdad. Muchas gracias por todo lo que hicieron durante mi estancia en Chile y por lo que se han movido por mi. Los quiero mucho y tengo ganas de verles!

Dianita!Sí,sí, Colombia, sí,sí, Caribe!Echo de menos ese grito en casa cuando Colombia jugaba algún partido o cuando se te preguntaba de donde eras. Me muero de ganas por ir a Colombia, pero primero, de visitarte en Temuco!

Don H. , qué grande el compradre, po. Un hombre simpático y divertido y con un corazón enorme. Espéreme a mi vuelta con un asado en Rancagua, que yo pongo el pisco.

Xabi y Miguel. Bueno a estas alturas de la película, qué os voy a decir que no sepáis. Que siempre vais a ser mis niños, que seréis de los más eche de menos cuando vuelva a Santiago y que os quiero muchísimo.

Pao, que eres bella! Tu interpretación es demasiado sentida!!Campeona, gracias por la trasmisión de buena onda constante!!Gracias por todo ello y nos vemos pronto para echar unos bailes al son de Pitbull!!

Meri tiene un corderito. Gracias por la serenidad, la paz y tranquilidad que me has dado cuando, en fin, yo carecía de ella. Te quiero mucho. ¡VIVA CUBA!¡HASTA LA VICTORIA, SIEMPRE!

Maitane, la que me aporta algo de normalidad a la vida, que no tranquilidad. La que me baja de lo complejo de la política para darme algunas dosis de vida real y problemas amorosos. Y además, me da mucho cariño. Gracias.

Arantza, rubia, qué momentos hemos tenido inolvidables en los que nos hemos reído hasta morir. Gracias por venir ayer y por participar en este video. Quedemos pronto, por favor!

La Ignacia, qué caña de mujer. Mi weona, la que me enseñó cultura chilena de la calle y con la que viví situaciones mega rocambolescas en la pega. Lo más, querida, nos vemos prontito prontito, vete pidiendo la michelada con las papas de El Teclado. Te extraño!

Juano y Feña, una pareja determinante tanto en mi llegada en Santiago como en el inicio de mi relación con Camilo. Gracias, Juano, por cuidar tan bien de Camilo en NYC y Feña, mil gracias por pasearme por la capital, sacarme de carrete y, sobre todo, por hacerme sentir una más en un país que no es el mio. Suerte y ánimo en vuestra relación a distancia y disfrutad de todo lo que estáis viajando!

Jasone, mi niña chechena, cómo te echo de menos, a ti y a tu risa (o carcajada). Qué bueno que Berlin nos haya unido. Da igual que estés en Hamburg y yo me vaya a Santiago…estaremos ahí siempre. Ich liebe dich.

Nahia, de verdad qué ilusión verte, me encantó! Y qué bueno que estés tan bien por Holanda!!Gracias por todo y nos vemos prontito 🙂

A todos ellos, de verdad, gracias por el mejor regalo de cumpleaños de mi vida. Os quiero muchísimo, de verdad.

Hoy me siento muy afortunada. No sé si me lo merezco o no, pero tengo un círculo de amistades espectacular.

 

Grande 2012

Este 2012 lo compararía al ascenso de una montaña, por ejemplo.

La montaña empieza abajo del todo, en enero. Un mes desastroso, caracterizado por su infinidad de examenes y el decepcionante final de los mismos. Lecciones de la vida que a la larga sirven de aprendizaje pero que en el momento son cuanto menos dolorosas.

Pero empecé el ascenso en febrero, el mes de mi cumpleaños. Un mes divertido, con conciertos y una escapada a Suiza, a visitar a mi amigo Andrés. Pero lo más importante de febrero es que fue el inicio de los dos grandes acontecimientos de este año, que sin duda han marcado el resto de mi vida: la confirmación de mis prácticas en Chile y conocer, de una forma inesperada, a Camilo.

Los meses siguientes, hasta llegar junio, fueron de preparación para la gran aventura del año. Eso no impidió, por otra parte, otros acontecimientos como viajes (Neverforget los días de Fallas), conciertos, mi temporada de Rodríguez en casa…

Y ya, en junio comencé a ver la cima. Las dos primeras semanas fueron estresantes y la llegada a Santiago lo marcó todo. 3 semanas en las que adaptarme no fue nada difícil en un país que adoraba ya de antes.

Pero definitivamente el 1 de julio llegué a la cima de la montaña. Ese día tuve la oportunidad de conocer  a Camilo en persona. El hombre que ha dado vuelta a todos los esquemas de mi vida y a mi concepción del amor. Julio, agosto y septiembre sirvieron para enamorarme todos los días un poco más de Camilo y de hacer lazos con gente, mi gente de allí. La marcha en septiembre fue dura pero sigo arriba, en la cima, porque al volver he podido apreciar mucho más a mi gente de aquí.

No paro de dar gracias al 2012 por todo lo que me ha traído. Una aventura, un lanzamiento profesional, un aprendizaje enorme, nuevos amigos increíbles y al que sin duda es el amor de mi vida.

A todos los que habéis hecho que este año sea como ha sido muchas gracias y nos vemos en el 2013.

Respecto a las fotos, no son todos los que son pero sí son todos los que están.